fono

Presupuesto inmediato 674 375 268

Consejos para reparar suelos de parquet dañados

20 Mar 2013 Por redactor. En Parquet Madrid Comentarios (0)

Los suelos de parquet brindan útiles propiedades térmicas en lugares donde las temperaturas son muy bajas la mayor parte del año, ya que las tablas de madera no son tan frías como los azulejos de cerámica.

En una casa con suelos de parquet, debe evitarse derramar agua, ya que esto podría hacer que la madera se hinchara, doblando algunas tablas hacia arriba y obligando a su remoción. Esta clase de suelos sólo puede limpiarse con un paño humedecido, pero nunca sumergido.

El procedimiento para reparar o arreglar suelos de parquet dañados es remover las piezas afectadas con un peleón o cuchillo de carpintero. Una vez que ya se liberó el área, hay que remover los restos de pegamento viejo y, en el caso de que la zona esté mojada, dejarla secar por un día. Luego debemos preparar las piezas de reemplazo, que deben contar con la medida adecuada. Hay que asegurarse de que estas maderas estén cuidadosamente lijadas antes de colocarlas. Lijar las piezas de reemplazo cuando ya han sido colocadas puede dañar las piezas de alrededor.

Los suelos de parquet suelen colocarse en un suelo de mampostería húmedo. El pegamento para ajustar las nuevas tablas a la mampostería debe hacerse con un cepillo esparcidor. Asegúrate de colocar el adhesivo de manera pareja, a un nivel uniforme del suelo. Toma la pieza de reemplazo y aplica algunos golpes parejos con una maza cuidando de no dejar marcas sobre la madera. Al terminar, toma un papel de lija muy suave y frótalo para eliminar cualquier posible sobrante de pegamento.

Asegúrate de conocer el tipo de acabado realizado sobre el parquet colocado con anterioridad, para que las nuevas tablas queden en concordancia. Aplica el barniz en tres capas. La primera y la segunda pueden hacerse el mismo día, pero con alrededor de seis horas de diferencia. La capa final puede aplicarse al día siguiente. Recuerda colocar carteles alrededor para que nadie pise sobre el barniz húmedo. Luego de secarse el barniz de la capa final, encera el piso para homogeneizar el color del barniz.